35430 – Henri Abelé

26,00

Fundado en 1757, Henri Abelé posee dos kilómetros de bodegas directamente excavadas en roca caliza en pleno corazón de Reims. Bajo estas antiguas bóvedas, el respeto por la tradición prevalece.
El champán Brut tradicional se elabora tomando los mejores crus de la Champagne y alcanza su plena madurez tras descansar tres años al amparo de la luz y los cambios de temperatura.

40% Chardonnay, 35% Pinot Noir y 25% Pinot Meunier

Color dorado con reflejos verdosos.
Burbujas de gran sutileza y una bonita y persistente corona de espuma.

Aroma seductor y sugerente que se abre a notas florales de acaciay espino blanco para luego continuar con un punto afrutado de melocotón y albaricoque.

En el paladar la madurez es notable y las notas de pan tostado conviven con la miel y la canela.
El final en boca, potente y expresivo,es signo distintivo de esta cuvée elegante y de raza.
Particularmente indicado para el aperitivo y el primer plato.

Categorías: , ,

Fundado en 1757, Henri Abelé posee dos kilómetros de bodegas directamente excavadas en roca caliza en pleno corazón de Reims. Bajo estas antiguas bóvedas, el respeto por la tradición prevalece.
El champán Brut tradicional se elabora tomando los mejores crus de la Champagne y alcanza su plena madurez tras descansar tres años al amparo de la luz y los cambios de temperatura.

40% Chardonnay, 35% Pinot Noir y 25% Pinot Meunier

Color dorado con reflejos verdosos.
Burbujas de gran sutileza y una bonita y persistente corona de espuma.

Aroma seductor y sugerente que se abre a notas florales de acaciay espino blanco para luego continuar con un punto afrutado de melocotón y albaricoque.

En el paladar la madurez es notable y las notas de pan tostado conviven con la miel y la canela.
El final en boca, potente y expresivo,es signo distintivo de esta cuvée elegante y de raza.
Particularmente indicado para el aperitivo y el primer plato.

Marca

Henri Abelé

La bodega está inspirada en la personalidad de su fundador, un hombre tradicionalmente muy unido a la ciudad de Reims y al mismo tiempo emprendedor moderno, que juega un papel trascendental en el futuro del champagne El arte de vivir de Henri Abelé trata de conciliar tradición e innovación, maestría y creación, el patrimonio del futuro. «La Sonrisa de Reims» o «L’ange au Sourire» es el nombre que recibe la estatua del ángel sonriente que se puede admirar en la imponente Catedral de Notre Dame. En esta emblemática catedral han sido coronados los reyes de Francia a lo largo de fastuosas ceremonias. La atención que la bodega presta al patrimonio de Reims comenzó antes de la Primera Guerra Mundial, con motivo de la restauración de la estatua de La Sonrisa de Reims (L'Ange au Sourire) decapitada en un incendio de 1914. Esta figura se convirtió en el símbolo de la ciudad de Reims y de su renacimiento. La implicación de Henri Abelé en la salvaguarda del patrimonio de Reims prosiguió después de la Segunda Guerra Mundial. Henri Abelé es uno de los primeros comerciantes en regresar a Reims y en financiar la rehabilitación de la catedral a través de la Sociedad de los Amigos de la Catedral. Esta noble iniciativa de Henri Abelé, aún vigente hoy en día, permitió seguir y financiar una parte de cada una de las campañas de restauración de la catedral. El jefe de bodega, Nicolas Jaeger , trabaja respetando las tradiciones y en la búsqueda permanente de la innovación. La dimensión humana de la bodega Abelé nos permite aguardar pacientemente la elaboración de nuestros champanes, al igual que un artesano con sus creaciones. Con miras a lograr que cada cuvée sea única, la producción de la bodega Henri Abelé es limitada.