35800 – Taittinger Brut Reserva

37,20

Taittinger Brut Réserve está elaborado con 40 % de Chardonnay, 35% de Pinot Noir y 25% Pinot Meunier, procedente de más de 35 viñedos diferentes y de varias vendimias que consiguieron el grado de maduración perfecto. Este ensamblaje sutil ofrece un champagne elegante y equilibrado.

Una gran proporción de Chardonnay (40 %), único entre los grandes champagnes sin añada, permite al Brut Réserve alcanzar su grado de maduración después de un envejecimiento de 3 a 4 años en bodega. Taittinger Brut Réserve, un Champagne equilibrado.

El champagne de todos los momentos, por excelencia.

Categorías: , ,

Taittinger Brut Réserve está elaborado con 40 % de Chardonnay, 35% de Pinot Noir y 25% Pinot Meunier, procedente de más de 35 viñedos diferentes y de varias vendimias que consiguieron el grado de maduración perfecto. Este ensamblaje sutil ofrece un champagne elegante y equilibrado.

Una gran proporción de Chardonnay (40 %), único entre los grandes champagnes sin añada, permite al Brut Réserve alcanzar su grado de maduración después de un envejecimiento de 3 a 4 años en bodega. Taittinger Brut Réserve, un Champagne equilibrado.

El champagne de todos los momentos, por excelencia.

Marca

Taittinger

La familia Taittinger, a la cabeza de la casa desde hace casi un siglo, tiene un objetivo: conseguir la excelencia. «Tener el nombre familiar en una botella supone responsabilidad y exigencia en cada momento. Esta firma ha sabido gestionar las habilidades y el conocimiento del pasado y el compromiso del mañana al mismo tiempo», añade Pierre-Emmanuel Taittinger. Un compromiso que encarna desde hace 40 años y que comparte hoy en día con su hijo Clovis y su hija Vitalie, ambos forman parte del equipo directivo de la Casa. Ellos forman un trío familiar unido y muy complementario. El rostro de la marca Taittinger es también su directora artística y de marketing. Desde hace diez años, la embajadora, representa por todo el mundo el estilo único de la casa Taittinger. Junto a su padre, comparte el mismo interés, casi vital, para la creación artística y los valores de apertura y de curiosidad, al mismo tiempo que la necesidad de construir la felicidad en el día a día, sin esperar a mañana... Para conseguirlo, esta epicúrea apasionada de la gastronomía, que busca el sentido y el trabajo bien hecho, tiene un secreto: «Si decidimos jugar nuestra vida cada día a fondo, todo será único y poético».