41066 – Gin Brockman’s

otánicos: Bayas de enebro, arándanos azules, almendras, moras, corteza de casia, regaliz, piel de limón, angélica, cilantro, orris, piel de naranja.

La receta única de Brockmans incluye botánicos aromáticos que crecen de forma silvestre y que son macerados en alcohol de grano puro durante muchas horas para que liberen y desprendan todos sus aromas y aceites naturales. Las notas más tradicionales de la ginebra se combinan con una refrescante influencia de cítricos y bayas aromáticas silvestres. El cilantro búlgaro juega un papel importante, aportando notas a naranja con matices sutiles de jengibre. Estas notas se mezclan con la suave y equilibrada armonía que proporcionan los arándanos azules y las moras; apoyados con la nota clásica de ginebra que aporta la baya de enebro. Gracias a la piel seca de naranja amarga de Valencia, se prolongan los matices más profundos en el paladar, aportando un final intensamente suave.

Después, Brockmans se destila lentamente en un alambique tradicional de cobre de más de 100 años, con el que capturamos el corazón de la destilación de la ginebra. Las notas distintivas derivadas de la receta única de Brockmans dan como resultado una ginebra exquisita e intensamente suave.

Brockmans es una ginebra totalmente única. Mientras que para los apasionados de esta bebida es una revelación, para los bebedores menos habituales de este destilado es un sabor inesperado. Se desmarca con orgullo del resto de ginebras que existen gracias a su exclusiva receta de exquisitos botánicos, y a su paciente proceso de maceración y destilación. Una destilación en la que las notas más tradicionales de la ginebra se combinan exquisitamente con la suave y equilibrada armonía creada por los arándanos azules y las moras. Todo este procedimiento da lugar a una ginebra de sabor intensamente suave que se caracteriza por ser sensual, atrevida y diferente.

El sabor sin igual de esta ginebra tan esmerada y exquisitamente elaborada puede ser disfrutado solamente con hielo. Refrescante y diferente cuando se sirve con tónica o ginger ale. Además, Brockmans abre un mundo de nuevas experiencias de sabor a los mixólogos cuando es usada en recetas de cócteles de ginebra.

Categoría:

Botánicos: Bayas de enebro, arándanos azules, almendras, moras, corteza de casia, regaliz, piel de limón, angélica, cilantro, orris, piel de naranja.

La receta única de Brockmans incluye botánicos aromáticos que crecen de forma silvestre y que son macerados en alcohol de grano puro durante muchas horas para que liberen y desprendan todos sus aromas y aceites naturales. Las notas más tradicionales de la ginebra se combinan con una refrescante influencia de cítricos y bayas aromáticas silvestres. El cilantro búlgaro juega un papel importante, aportando notas a naranja con matices sutiles de jengibre. Estas notas se mezclan con la suave y equilibrada armonía que proporcionan los arándanos azules y las moras; apoyados con la nota clásica de ginebra que aporta la baya de enebro. Gracias a la piel seca de naranja amarga de Valencia, se prolongan los matices más profundos en el paladar, aportando un final intensamente suave.

Después, Brockmans se destila lentamente en un alambique tradicional de cobre de más de 100 años, con el que capturamos el corazón de la destilación de la ginebra. Las notas distintivas derivadas de la receta única de Brockmans dan como resultado una ginebra exquisita e intensamente suave.

Brockmans es una ginebra totalmente única. Mientras que para los apasionados de esta bebida es una revelación, para los bebedores menos habituales de este destilado es un sabor inesperado. Se desmarca con orgullo del resto de ginebras que existen gracias a su exclusiva receta de exquisitos botánicos, y a su paciente proceso de maceración y destilación. Una destilación en la que las notas más tradicionales de la ginebra se combinan exquisitamente con la suave y equilibrada armonía creada por los arándanos azules y las moras. Todo este procedimiento da lugar a una ginebra de sabor intensamente suave que se caracteriza por ser sensual, atrevida y diferente.

El sabor sin igual de esta ginebra tan esmerada y exquisitamente elaborada puede ser disfrutado solamente con hielo. Refrescante y diferente cuando se sirve con tónica o ginger ale. Además, Brockmans abre un mundo de nuevas experiencias de sabor a los mixólogos cuando es usada en recetas de cócteles de ginebra.