45403 – Lustau Papirusa

10,50

Envejecido bajo velo de flor en Sanlúcar de Barrameda, en un microclima húmedo y con la brisa marina de la desembocadura del río Guadalquivir.

De color amarillo brillante con reflejos dorados. Aromas de camomila, brisa marina y manzana verde, con notas de heno e hinojo. Completamente seca, es ligera, fresca y punzante en el paladar.

Papirusa, que significa bella y elegante, era el nombre de la muñeca que Emilio Lustau regaló a la hija de Joaquín Burgos, primer gerente de Bodegas Lustau en los años 40.

Envejecido bajo velo de flor en Sanlúcar de Barrameda, en un microclima húmedo y con la brisa marina de la desembocadura del río Guadalquivir.

De color amarillo brillante con reflejos dorados. Aromas de camomila, brisa marina y manzana verde, con notas de heno e hinojo. Completamente seca, es ligera, fresca y punzante en el paladar.

Papirusa, que significa bella y elegante, era el nombre de la muñeca que Emilio Lustau regaló a la hija de Joaquín Burgos, primer gerente de Bodegas Lustau en los años 40.

Marca

Lustau

Bodegas Lustau fue fundada en 1896 por Don José Ruiz-Berdejo. Fue un modesto comienzo: Don José, secretario judicial, cultivaba las viñas en su finca Nuestra Señora de la Esperanza. En la propia casa de la viña criaba los vinos que después vendía a las grandes bodegas exportadoras. Era un almacenista. En 1931 su hija, María Ruiz-Berdejo Alberti, adquirió una bodega en el Callejón de Asta, trasladando a Jerez la crianza de sus vinos