46579 – Valverán 20 Manzanas

La sidra de hielo está inspirada en las exclusivas ice-ciders canadienses, sidras elaboradas a partir de la recolección de manzanas en estado de congelación.

Solemos decir que para la elaboración de una sola botella necesitamos 20 manzanas autóctonas. Pero en realidad necesitamos muchas más porque solo las 20 mejores manzanas seleccionadas manualmente se convertirán en sidra Valverán.

Su elaboración requiere de complejos sistemas de control de temperatura para reproducir en el lagar los efectos que tendrían las heladas en la pomarada.

Es un proceso delicado y mimado después del que se embotella una exclusiva edición limitada de tan solo 18.000 botellas.

Todas las manzanas utilizadas para su elaboración provienen de manzanas autóctonas asturianas que proceden de la pomarada propiedad del llagar: “Raxao”, “Durona de Tresali”, “Verdialona”, “De la Riega” y “Fuentes”.

La elaboración es un proceso lento que necesita tiempo y paciencia, desde que se cosecha en el llagar hasta su comercialización transcurren dos años. Las manzanas son escogidas manualmente, lavadas y examinadas en mesa de selección. Después, se trituran y se prensan, y el mosto obtenido se decanta en depósitos de acero inoxidable mediante aplicación de frío. Una vez clarificado se procede a su congelación, recreando en el llagar los efectos de las heladas, y concentrando de esta manera los azúcares de la manzana de forma natural. Tras un proceso lento de separación del hielo y el mosto, la esencia obtenida fermenta durante 10 meses a una temperatura de 10ºC y después permanece durante 8 meses en depósito de acero inoxidable sobre sus lías. Cada botella de este elixir contiene el mosto concentrado y fermentado de 20 manzanas.

Color oro envejecido, con reflejos cobrizos. Limpio y brillante.
Nariz compleja, muy aromática, con sensaciones dulces de fruta desecada, orejones (melocotón pasificado). Predominio de aromas cítricos, como la cáscara de naranja confitada, fruta de la pasión, y manzana madura. También aparecen ligeros recuerdos de membrillo fresco.
Entrada dulce y golosa que recuerda la miel. Exquisito equilibrio acidez/dulzor. Amplio y persistente, elegante y fino, con un final ácido que le otorga gran frescura. Una sidra de hielo muy fresca, de tacto sedoso y largo recorrido.

Origen: Concejo de Sariego (Comarca de la sidra, Asturias)

Categoría:

La sidra de hielo está inspirada en las exclusivas ice-ciders canadienses, sidras elaboradas a partir de la recolección de manzanas en estado de congelación.

Solemos decir que para la elaboración de una sola botella necesitamos 20 manzanas autóctonas. Pero en realidad necesitamos muchas más porque solo las 20 mejores manzanas seleccionadas manualmente se convertirán en sidra Valverán.

Su elaboración requiere de complejos sistemas de control de temperatura para reproducir en el lagar los efectos que tendrían las heladas en la pomarada.

Es un proceso delicado y mimado después del que se embotella una exclusiva edición limitada de tan solo 18.000 botellas.

Todas las manzanas utilizadas para su elaboración provienen de manzanas autóctonas asturianas que proceden de la pomarada propiedad del llagar: “Raxao”, “Durona de Tresali”, “Verdialona”, “De la Riega” y “Fuentes”.

La elaboración es un proceso lento que necesita tiempo y paciencia, desde que se cosecha en el llagar hasta su comercialización transcurren dos años. Las manzanas son escogidas manualmente, lavadas y examinadas en mesa de selección. Después, se trituran y se prensan, y el mosto obtenido se decanta en depósitos de acero inoxidable mediante aplicación de frío. Una vez clarificado se procede a su congelación, recreando en el llagar los efectos de las heladas, y concentrando de esta manera los azúcares de la manzana de forma natural. Tras un proceso lento de separación del hielo y el mosto, la esencia obtenida fermenta durante 10 meses a una temperatura de 10ºC y después permanece durante 8 meses en depósito de acero inoxidable sobre sus lías. Cada botella de este elixir contiene el mosto concentrado y fermentado de 20 manzanas.

Color oro envejecido, con reflejos cobrizos. Limpio y brillante.
Nariz compleja, muy aromática, con sensaciones dulces de fruta desecada, orejones (melocotón pasificado). Predominio de aromas cítricos, como la cáscara de naranja confitada, fruta de la pasión, y manzana madura. También aparecen ligeros recuerdos de membrillo fresco.
Entrada dulce y golosa que recuerda la miel. Exquisito equilibrio acidez/dulzor. Amplio y persistente, elegante y fino, con un final ácido que le otorga gran frescura. Una sidra de hielo muy fresca, de tacto sedoso y largo recorrido.

Origen: Concejo de Sariego (Comarca de la sidra, Asturias)

Marca

Llagares Valverán

Un revolucionario concepto de sidra. Valverán es la historia de los que nunca se rinden.. Del ensayo y error, de intentarlo, una vez, y otra, y otra más… Es la historia de miles de pruebas. De más de dos décadas de sacrificio. Y, finalmente, de 20 manzanas concentradas en un producto único, sorprendente, saludable y delicioso. Valverán es la apuesta por un concepto especial de sidra asturiana, la sidra de hielo, que hoy triunfa en los mejores restaurantes del mundo y conquista a los paladares más refinados. Valverán es Asturias, es la esencia de un paraíso natural, es artesanía y paciencia para elaborar un producto que tarda más de dos años en llegar al mercado. Es la reinvención pionera en España de un producto asturiano tradicional que nace en un lagar dedicado exclusivamente a elaborar esta esencia y llevarla a lo más alto. Es la prueba de que los sueños se cumplen solo si crees en ellos tanto como en ti mismo. La historia de un proyecto muy personal Valverán es un lagar de sidra situado en Sariego, en el corazón de la comarca de la sidra de Asturias, donde cuidamos más de 20.000 manzanos mediante cultivo integrado. Es un enclave mágico donde los verdes del paisaje se funden con los colores de las pomaradas perfectamente alineadas. Valverán es el resultado del proyecto de la familia Masaveu creado y dirigido por José Masaveu desde 1998. Un sueño hecho sidra en el que se han invertido años de duro trabajo. Además es un proyecto pionero que, en el año 2007, convirtió a Valverán en el primer lagar en la península ibérica en elaborar la primera ice-cider asturiana. Y hoy en día sigue siendo el único lagar de España dedicado exclusivamente a la elaboración de un producto tan especial como la sidra de hielo. «Elaboramos Valverán en nuestra finca de Asturias. Rodeados de verde y paz. De manzanas y hielo.» Unas manzanas cuidadosamente seleccionadas. 11 variedades distintas de manzanas autóctonas asturianas dibujan el paisaje de nuestra finca, la pomarada más extensa de Asturias. Las variedades han sido elegidas cuidadosamente teniendo en cuenta las peculiaridades del terreno, el clima y los más altos estándares de calidad. Así en Valverán, conviven manzanas ácidas, semiácidas, dulces y ácidas-amargas, cultivadas bajo el método de agricultura integrada y un compromiso sólido y real con la tierra y el medio ambiente. La sidra de hielo está inspirada en las exclusivas ice-ciders canadienses, sidras elaboradas a partir de la recolección de manzanas en estado de congelación. Solemos decir que para la elaboración de una sola botella necesitamos 20 manzanas autóctonas. Pero en realidad necesitamos muchas más porque solo las 20 mejores manzanas seleccionadas manualmente se convertirán en sidra Valverán. Su elaboración requiere de complejos sistemas de control de temperatura para reproducir en el lagar los efectos que tendrían las heladas en la pomarada. Es un proceso delicado y mimado después del que se embotella una exclusiva edición limitada de tan solo 18.000 botellas.