80709 – Bruichladdich Port Charlotte 10

70,00

Categorías: , ,

Este Port Charlotte de 10 años ha sido concebido, destilado, madurado y embotellado solo en Islay.

Un equipo joven con valores profundamente arraigados y la ambición de hacer el whisky Islay definitivo.

Un whisky hecho por personas, no por software; un whisky vigilado cada día de su maduración por quienes lo elaboraban; un whisky nacido de una comunidad con la visión y la misión de poner en marcha una revolución del whisky de malta, este Port Charlotte de 10 años es lo que somos. De aquí es de donde venimos.

El humo es calmado por el carácter marino, ozono, el tiempo ha traído un equilibrio, una armonía en la combinación de roble, humo y espíritu. Si bien el humo siempre se percibe en la nariz, es seco, terroso, lo que permite que el roble se presente con olas de caramelo dorado, dulce de azúcar, natillas de vainilla, toques de jengibre, nuez moscada y clavo. Hay cítricos, extraídos del vaso con una gota de agua, suave merengue de limón y clementina. Respire hondo y los aromas florales del tomillo silvestre, el brezo y el rosa marino le llevarán a esta costa atlántica.

En boca se nota una delicadeza y suavidad en textura y estilo. Una vez más, el equilibrio de sabor es excelente, ya que el humo envuelve libremente la dulzura extraída de las profundidades del roble. Coco, natillas de vainilla, miel de limón se combinan con ostras ahumadas.

El final es sublime, ahumado, con la dulzura suave del dulce de azúcar y la cebada malteada, la naranja, el mango y la tarta de Banoffee insinúan la profundidad y la calidad del roble. Las muchas capas se intercambian en cada sorbo. A medida que el humo va y viene, también las notas de manzana madura y albaricoque, entrelazadas con la dulzura de malta y roble y ese humo seco típico del estilo de Port Charlotte.

Envejecer durante 10 años a orillas del lago Indaal ha tenido un efecto profundo en este espíritu. Como la luz del sol en un día de invierno, este Port Charlotte 10 aporta claridad y aligera el estado de ánimo, dando la bienvenida e iluminando el futuro.

Creemos que un whisky «Islay» debe vivir y respirar el sabor salado fresco del aire islay durante toda su vida. Este no es un licor destilado en la isla y enviado inmediatamente a tierra firme para madurar en algún almacén no revelado.

Marca

Bruichladdich

La destilería se encuentra en el extremo suroeste de la remota isla de Islay, en las islas Hébridas, donde destilan cuatro espiritus únicos. Hogar de Bruichladdich, Port Charotte y Octomore y la ginebra The Botanist Islay.